El pasado 19 de diciembre de 2023 entró en vigor, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado, el Real Decreto 1138/2023, de 19 de diciembre, por el que se regulan el Registro estatal de prestadores del servicio de comunicación audiovisual, de prestadores del servicio de intercambio de vídeos a través de plataforma y de prestadores del servicio de agregación de servicios de comunicación audiovisual y el procedimiento de comunicación previa de inicio de actividad (en adelante el “Real Decreto”).

El Real Decreto tiene como objetivo:

    1. La organización y funcionamiento del Registro Estatal de prestadores del servicio de comunicación audiovisual (en adelante el “Registro Estatal”).
    2. El procedimiento de presentación de la comunicación previa de inicio de actividad.
    3. El procedimiento de pérdida de la condición del prestador.

El objetivo principal del Registro Estatal es recoger la inscripción obligatoria de todos los prestadores establecidos en el artículo 2.1 del Real Decreto y de los servicios que prestan, así como las modificaciones que afecten a dichos prestadores y a los servicios prestados

En la Disposición Transitoria Primera se establece el plazo de dos (2) meses, a contar a partir de la entrada en vigor del Real Decreto, para que los prestadores del servicio de comunicación audiovisual, los prestadores del servicio de intercambio de vídeos a través de plataforma y prestadores del servicio de agregación de servicios de comunicación audiovisual que no estuvieran inscritos en el anterior Registro Estatal presenten su comunicación previa o solicitud de inscripción en el mismo.

Por lo tanto, a través del Real Decreto, se comienzan a cimentar los límites jurídicos a la profesión de influencer obligando a estos profesionales, de momento, a solicitar la inscripción de su actividad y servicios en una institución pública.